Sweden Rock Festival 2013: Una crónica Gonzalina

Sweden Rock Festival 2013: Una crónica Gonzalina

Tras muchos años escuchando hablar sobre el Sweden Rock Festival (SRF), y habiendo vistos en ediciones anteriores carteles muy potentes, 2013 era el año.

Por fin iba a pisar el festival de hard rock y heavy metal con la mejor organización de toda Europa según muchos (como dirían Calsberg, posiblemente el mejor festival del mundo). Así que no solo hablaré de las actuaciones que pude presenciar sino también dedicaré unas líneas al aspecto organizativo, por compararlo un poco con otros eventos a los que he acudido.

De Praga (habíamos estado en la República Checa los 4 días anteriores para presenciar el Metalfest en Pilsen y ver un poco la casi inundada ciudad de las cien torres) a Copenhague y desde el mismo aeropuerto un tren que nos dejaba muy cerquita del festival, y en la estación un autobús que te llevaba a la puerta del festival. Muy bien, buena coordinación, lo que no veo normal es que con el dineral que vale la entrada aun tengan la jeta de cobrarte por el autobús, pero bueno, será que el precio de la entrada en Suecia no es tan caro como para un español (cosas del nivel de vida y ser europeos de segunda).

Rocking Sweden up!!

Rocking Sweden up!!

Llegados al festival tuvimos la inmensa suerte de tener alojamiento en una casa privada a unos 100 metros. Suerte tanto por ubicación como por la gente que conocimos allí, gente majísima que hizo de SRF una experiencia estupenda, está claro que un aliciente de los festivales es conocer gente del rollo y compartir experiencias. El buen rollo de la cocina de SRF ha sido de lo mejor que he tenido en toda mi vida festivalera.

Con los pertrechos a buen recaudo nos dirigimos al festival a dar una vuelta, teníamos tiempo antes de la primera banda que queríamos ver. Entramos por la puerta principal y aunque había algo de cola, el acceso al recinto fue bastante rápido. Nada de colas a la española (que lejos queda ese Monsters 2007 que la gente acabó invadiendo el recinto sin cambiar pulseras tras más de una hora y media de cola y Black Label Society ya en faena).

Estaba Stacie Collins tocando en el Sweden Stage (SS), escuchábamos algo de ella mientras mirábamos discos (no es mi estilo Stacie), si lo llego a saber que iba a tener el mejor sonido de todo los grupos que escuché en ese escenario le hubiera prestado más atención.
Para mi fue el escenario con peor sonido (a excepción de Rush en el Festival Stage (FS), ya llegaremos a ello), pocos grupos se salvaron de la quema y el sonido en algunos fue penoso. Lo siento pero esperaba mucho más del sonido, en los otros escenarios fue desde excelente en el 4sound Stage (4S) a aceptable en Rock Stage (RS) y Rockklassiker Stage (KS), pasando por el bueno del FS (exceptuando Rush como ya he dicho).
Quizás iba con las expectativas muy altas debido a la fama del festival, pero para mi el sonido se quedo en un 6,5/10, o quizás porque el sonido en Metalfest (el festival anterior que estuve) fue el mejor de todos los festivales que he estado en Junio (5 en total).

El tema de compra musicales, a pesar de que adquirimos material, no había muchos puestos, bastante pobre la cosa. Si que había muchos puestos de comida, aunque se repetían periódicamente. Los precios, pues a la sueca, es lo que hay, un botellín de 33 cls de cerveza (medio caliente además) 7€, la sidra de pera con misma graduación alcohólica y precio pero de medio litro nos endulzó el festival.
Rematando un poco el tema servicios, los baños públicos es cierto que las colas era inexistentes prácticamente, pero como cualquier festival a lo largo que avanzaba el día y la gente iba dejando sus obras de arte en los baños, pues aquello se hacía más impracticable, pero vamos muy por encima de la media de otros festivales.

 

Dale fuerte, Johnny!!

Dale fuerte, Johnny!!

Respecto al ambiente de SRF, es un ambiente diferente al que sueles encontrarte en los festivales metaleros europeos. La media de edad es más alta, se ve mucha cabeza rala de pelo y mucha cana, y mucha gente con sus hijos. Lo cual me sorprendió gratamente, muy kids-friendly que dirían los sajones. A todos los críos los proveían con protectores auditivos y en general todo el mundo se preocupaba porque los chavales pudieran ver. Recuerdo como durante Amon Amarth una madre iba con sus dos hijas y un grupo se ofreció a coger a las crías por turnos para que pudieran ver. Todo un detalle.
Aunque hay de todo como en botica, gente borrachísima y pasada, no es la tónica general, además los suecos son gente educada. Eso sí, para hablar contigo o están borrachos o no te dirigen la palabra. Esto es un hecho común a todos los nórdicos que he conocido. Que cerraditos que son.

Pongámonos con los conciertos del primer día, miércoles 5 de Junio:

– THRESHOLD (SS): primera banda que fuimos a ver, y a la cual tenía muchas ganas. Me encantan Threshold, especialmente desde “Critical Mass” hacía atrás, es decir, mayormente la época Damian Wilson, y esta iba a ser la primera vez que lo viera con Threshold, había visto a la banda con “Mac” (RIP) y a Wilson en solitario. Así que podéis imaginaros las ganas.
Pues las ganas se me quitaron nada más empezar. Uno de los peores sonidos del festival. Lo del tipo de la torre sonido en el SS es para hacérselo mirar.
¿Cómo es posible que una banda de técnica impecable y sonido tan limpio suene así? Los he visto en el pasado y no podía ser cosa de ellos. Karl Groom tiene un tacto exquisito con la guitarra y por desgracia no se pudo apreciar mucho. Ver a Johanne James en la batera es un placer siempre, con la sonrisa puesta y machando el instrumento, siempre lo pongo de ejemplo para decir que no hace falta tener el tablero de mandos de la Enterprise como batería para dar toda una lección de técnica, Johanne es el hombre.
Su set list fue variadito, con tres temas de su más reciente “March of Progress” donde Damian retoma la labor vocal, un disco que según el propio Damian me contaba han intentado hacer una mezcla entre Threshold de su época y de la época de Mac. A mi personalmente me gustaría que volvieran al estilo de sus primeros discos, de hecho disfrute mucho los temas que se tocaron del “Hypothetical” (long way home y light and space, qué temazos!), bueno todo lo que me dejo el sonido. Cerraron su actuación con dos temas del “Dead Reckoning”, Slipstream y el single Pilot in the Sky of Dreams. Dejo a Threshold en la lista de pendientes de ver aun, el sonido no hizo justicia.

Como anécdota diré que no paramos de ver a Damian Wilson durante todo el festival, el día que tocaron estuvimos hablando un buen rato con él, la sorpresa fue verlo al día siguiente, nos contó que se había agarrado una borrachera considerable y que había perdido el avión, le salía más barato quedarse en el festi unos días que irse. Y bien que se lo paso, lo mejor fue verlo por las pantallas del escenario principal en primera fila viendo a Kiss.

– VADER (4S): Los polacos, unos clásicos del death metal. No defraudan, un show directo, sin florituras, caña y punto, contando con el excelente sonido de su escenario, lo cual es de agradecer en un bolo de metal extremo, se ganaron al personal con un show old school, tocando temas de sus 4 primeros discos excepto un tema del “Welcome to the Morbid Reich”. Que pena que no se tocaran alguna del “Revelations”, que es un disco que me encanta. Gran ejecución por parte de los polacos, la gente lo supo agradecer.

Nos perdimos voluntariamente a Sweet, desde fuera del festival el sonido del SS era mejor. Aficionados a los clásicos, no vais a ver muchas líneas dedicadas a ellos en esta crónica, lo siento.

– BULLET (4S): Esta banda sueca de sonido clásico, una mezcla entre AC/DC y Accept me suena a mi, fueron la sorpresa del día, y de las actuaciones que más disfrute en todo el festival. Los había visto con anterioridad sin que me engancharan, había disfrutado bastante su segundo LP “Bite the Bullet”, pero al escuchar el tercero les perdí pista, y en directo tampoco me volvieron loco. Pero en esta ocasión se cascaron un bolo muy entretenido. La banda sonando compacta, moviéndose, el frontman que es el doble sueco de Samwell Tarly (Juego de Tronos) tenía al público en el bolsillo, una pose y un rollo estupendo. Sumamos un poquito de luces y otro poco de artificio y les quedó una actuación muy buena donde dieron cabida a temas de los 4 discos que poseen.

(aquí la muestra de parecidos razonables… bueno quizás no tanto, pero de aquella nos hizo gracia)

– CANDLEMASS (SS): Cerrando el día los maestros, banda seminal del doom, los suecos Candlemass, que tienen a Mats Leven como cantante de nuevo desde el año pasado (gracias a Thor). A pesar de que la segunda vez que los vi en Hellfest me dejaron loco (el mejor concierto que he visto en el pasado mes de Junio, como he dicho 5 festivales, dan para muchos bolos), aquí también cuajaron una buena actuación. Se me hizo un poco larga ya que dieron un buen repaso a su nuevo disco “Psalms for the Dead”, un disco muy doom, personalmente prefiero a los Candlemass cuando se ponen más épicos y algo más movidos. Como podéis imaginar disfrute sus temas clásicos, tocaron temas de los 4 primeros discos y de la etapa posterior solo 1 tema del “King of the Grey Islands”, Emperor of the Void donde Mats sacan una banderola exagerada con la portada del disco al grito de I am the king, of the great islands of grey!
El grupo hizo una actuación disfrutable y su teclista invitado Per Wilberg (Opeth, Spiritual Beggars) fue el que más se movía, vaya manera de menear la peluca. Candlemass siempre son garantía de éxito.

Con este corto día nos fuimos a descansar que aun quedaba mucho festival por delante. De hecho seguimos contando lo que aconteció el jueves, 6 de Junio:

– DEMON (SS): Medio día, con el desayuno reciente y tras la ducha, llego justito para ver a Demon empezar con su conocida Night of the Demon. Fueron desgranando temas de varios discos de su discografía, no solo de los dos primeros (que se tocaron unos cuantos claro está) y tuvieron a bien tocarse un par de su trabajo de vuelta en 2012 “Unbroken”, incluyendo el Fill your head with rock, que está dedicado precisamente a SRF y su público, obviamente tuvo una gran acogida la canción. Un concierto más, no me llamo mucho la atención. El volumen tan alto (que fue el principal problema en este escenario a partir de aquí) no lo hacía tan disfrutable. Claro está que cuando sonó el Don’t Break The Circle una gran cantidad de público puso puños en alto y a cantar como está mandado.

– MORGANA LEFAY (SS): Estos suecos que llevan ya 6 años sin sacar material nuevo al mercado, tuvieron a bien tocar en SRF, lo cual me congratuló porque no parece que se les vea mucho tampoco por los escenarios, al menos cerca de España. Una banda practicante de un oscuro power metal. Había ganas de verlos, pero de nuevo el sonido tan alto me jodió el concierto. La banda con Charles Rytkönen como frontman, que me recordaba a Andy B. Franck de Brainstorm, fueron fieles al estilo que practican ofrecieron un concierto potente. Poca gente viéndolos pero seguidores de la banda. Destriparon temas de muchos discos, dándole más cancha al “Maleficium”, el “Grand Materia” y al “Sanctified”.
Me faltó un poco más de show por parte de los chicos de Morgana Lefay que empezaron a moverse más cuando no quedaba mucho de concierto. Se tocaron una versión del In the Court of the Crimson King (como gusta de versionar este tema a las bandas).

– HUNTRESS (4S): Una banda que está subiendo como la espuma, debido especialmente a su vocalista Jill Janus, que además de tener una voz con un rango de 4 octavas, pues para que engañarnos, es todo un portento de rubia. Lo que yo pensaba cuando escuché su disco debut a raíz de ver el vídeo de Eight of Swords, que ese tema si me gusta mucho, pero el resto del disco no me atrajo tanto,  fue que se le daba bombo por tener una cantante tan cañón.
Pues chasco que me llevé, me encanto la actuación de los americanos, no solo que Jill es una buena frontwoman (aunque algunos movimientos me parecían algo ridículos), sino que la banda sonó muy bien, sacaron en directo un sonidazo y le pusieron lo que le faltaba al disco, empaque.
Así se lo hice saber a su bajista, que me había gustado mucho como sonaron, ese sonido más “gordo”, sonido que no había captado en el disco. Me dijo que el no había grabado ese disco y que a partir de ahora en Huntress el bajo sonaría (eso espero porque vaya diferencia).
Aparte de los temas de su “Spell Eater” se tocaron un par de temas nuevos, incluido el que han hecho con Lemmy como artista invitado.

– DEVIN TOWNSEND PROJECT (SS): El bueno de Devin, este loco canadiense es el showman del metal, él y su banda salieron todos con bermudas rojas y camisetas de hockey rojiblancas a modo de bandera canadiense. Te puede gustar su música o no (a mi en general me gusta, aunque tiene idas de olla considerables), pero su espectáculo no deja indiferente. No para de sonreír y de mirar a todo el público, si se fijaba en alguien que estaba serio, empezaba a hacerle gestos para que sonriera o le preguntaba si le pasaba algo. Cuando veía a críos en hombros, los miraba les hacía caras, aprobaba con la cabeza. Chistes, comentarios jocosos y ocurrencias hacen del concierto un rato muy agradable, además acompañado de música a ratos de muy alto nivel, otras veces me parece más de coña.
Como siempre el sonido alto en este escenario, empañando la actuación. Pero Devin es un crack!

– AMON AMARTH (RS): Los vikingos jugando en casa, estaba aquello como la plaza del duo sacapuntas. Con un escenario muy currado, en el centro imitando la proa de un Drakkar. Usaron fuegos y escenificaron batallas en el escenario a través de extras ataviados con ropa de vikingos y creo que sajones (fuente: serie Vikings :P). El sonido fue aceptable, estábamos muy cerca de la torre de sonido y si desde ahí no es bueno, pues desmejora (lo sé, no paro de quejarme del sonido).
Aun así el público estaba enardecido, a cada llamarada o pelea más puños en alto. El espectáculo estuvo muy entretenido.
Según me contaron tocaron temas de muchos discos pero se dejaron los primeros. Yo que nunca los he seguido, no terminaban de llamarme, he de decir que hubo ratos que lo disfrute, que me pareció daban buena caña. Así que más adelante me he hecho con un par de discos que contienen los temas que parece me gustaron (“Versus the World” y “With Oden on our Side”). También se tocaron un tema del disco que acababan de sacar “Deceiver of the Gods”, tema que tampoco sonó mal. Los “Jamón Jamás” se ganaron mi aprobación y alguna futura escucha 😀

– KISS (FS): Pues tocaba ver a una leyenda del rock and roll. La verdad es que no es una banda que me diga gran cosa, pero estando en el cartel del festival y las bandas que tocaban a la vez no me interesaban, pues iba a tacharlos de la lista.
Ventajas de que sean tan populares es que prácticamente me conocía la mitad del set list tan solo de escucharlo en bares. Show con la araña esta metálica, que tiraba luces y láser, toda la parafernalia Kiss, que si vuela, que si la sangre por la boca y su actitud macarra, que pueden medio mantener porque van disfrazados, porque ver a estos señores sin maquillar da miedo. Si he de destacar algo es que el bajo de Gene Simmons me sonó bastante bien, eso si su forma de andar por el escenario no dejaba de recordarme al Dr.Zoidberg de Futurama, que andares de cangrejo humano por dios.
Como primicia exclusiva he de desvelar que Paul Stanley ya había dejado la banda antes de SRF, y quién lo sustituía bajo ese maquillaje era Ozzy Osbourne! Verdad de deporte! O al menos la voz y el casque del señor Stanley me pareció solo igualable al que tiene el Mad Man a día de hoy.
En fin, como veis, mucho cotilleo, porque del concierto poco puedo contar, mucho ruido y parafernalia y pocas nueces. Cumplí viéndolos y no crea que los vuelva a ver (de hecho en Hellfest pasé de ellos), que nadie se lo tome a mal, tengo muchas amigos fanáticos, pero no son para mí.

Y así llegamos al ecuador del evento, seguimos con lo acontecido en la segunda mitad. Viernes día 7:

– HARDLINE (SS): mítica banda de hard rock encabezada por Johnny Gioelli que tuvo a bien sacar un discazo llamado “Double Eclipse” allá por el año 1992. El año pasado sacaron su cuarto trabajo discográfico. Los vi hace ya 11 años en su concierto del Gods of Aor y tenía ganas de volver a verlos. Me encanta su primer disco. El siguiente lo escuché aunque no me dijo tanto y después pista perdida (ya que no soy muy hard rockero como habréis observado). Y para mi fue un concierto que me gusto, porque disfrute muy mucho de los temas del ya mencionado “Double Eclipse”, y por suerte basaron el repertorio en él. Temas como Everything, Life’s a Bitch, Hot Cherie o Takin’ me Down te ponen todo el ritmazo en el cuerpo. Además que mister Gioelli es un gran frontman, que lo vive, lo disfruta y allí mismo nos confesaba como la música lo había sacado de un pozo oscuro de su vida.

Por cierto iba con Josh Ramos a la guitarra (leí que ahora tenían a otro) y a la batería Mike Terrana, compañero de Johnny en Axel Rudi Pell, que se tuvo que hacer su típico solo, por dios cuantas veces lo habre visto ya, esto sumada a los solos de Ramos y Del Vecchio (teclista) me dio un poco por la rabadilla y para mi empañaron una actuación que me estaba gustando mucho.
Aun así, me gusto, y los volvería a ver. El sonido estuvo bastante bien para ser el SS. Menos mal porque el SS’s a bitch!

Traté de llegar a ver Firewind pero solo pude ver un par de temas, toda mi curiosidad residía en ver a Kelly “Sundown” Carpenter al micro, ya que es de mis vocalistas preferidos (como bien se lo hice saber en el backstage, dándole la brasa). Los dos temas que pude escuchar, impresionantes, y según Christian, mi compañero de andanzas, que si vio al grupo, Kelly cuajo una gran actuación. Lo siento chicos, paso de Gus G y su banda desde siempre, no terminan de engancharme.

También pasé de largo camino de mi hospedaje a Newsted, que se gana el título de artista más ignorado por mí. En mi periplo de Junio lo podría haber visto 3 veces, y las 3 pasé de él.

– AXXIS (4S): Los alemanes hacía mucho que no coincidían conmigo en un festival, llevo años pasando de ellos desde que los vi con una cantante acompañándolos y haciendo los temas más lentos y bastante sosos. Para mi sorpresa, agradable sorpresa, ya no venían con la susodicha y volvieron a marcarse un concierto old school. Con mucha marcha y con un Bernhard dirigiendo el cotarro, lo que conlleva reírte mucho. Me falto un poco más de su bailecito trote, que me encanta y me hace mucha gracia, pero fue un gustazo volver a ver a Axxis.

Axxis

Axxis en acción!!

En un momento del concierto pusieron unas cajas de batería para hacer percusión toda la banda y sacaron a un chaval de 11 años del público que estuvo con ellos y Bernhard iba pidiendo que los imitara, fue muy divertido y tierno.

Un placer volver a escuchar temas como my little princess, living in a world, angel of death y, por supuesto, kingdom of the night.

– SPIDERS (KS): Otra banda más del tan de moda rock 70ro con un sonido actual y más metalero desde Suecia. Rollo Graveyard, Witchcraft (no en vano, había un miembro de cada banda en su formación original) u Orchid. Me acerqué a verlos porque me gustan bastante Witchcraft y también me molan Graveyard, quería ver que tal lo hacían para decidir si pasarme por el concierto que darían el mes siguiente en Madrid.

Fue un concierto normalito, sin mala ejecución pero un poco sobrio. Su vocalista no se movía mucho y la banda, pues se movía algo pero o bien eres una puta apisonadora con tu sonido o sino tienes que dar un espectáculo con pura energía. Y no llegaron a lo uno ni lo otro. No sé si sería el hecho de que no los conocía, pero tampoco me entraron ganas de repetir, sinceramente me tendría que haber ido a ver a UFO. Error!

Tras acabar Spiders iba camino de la casa y me quedé viendo un trozo de show de Leningrad Cowboys, otro que podría haber visto mejor que los suecos, vaya espectáculo los pavos en el escenario, parecían los inhumanos, que de gente en el escenario, lo poco que vi me pareció muy entretenido, aunque la música no me diga gran cosa.

También vi un par de temas de Amaranthe previo a Spiders y me gustaron -3. No me atraen nada, nada. Los volví a presenciar en Tuska y volví a pasar de ellos.

– SAXON (RS): 18 veces, sí, era la vez número 18, Saxon cumplían la mayoría de edad conciertil conmigo, primera banda que lo hace, y todas y cada una de ellas me lo he pasado bien. La banda clásica grande que mejor ha sabido envejecer. Unos discos con un sonido actual, cañero, heavy, y en directo, que hacía ya un tiempo que no los veía, muy bien, actualizando el sonido de los temas clásicos para bien (no como harían Europe, a continuación, a mi juicio), con un doble bombo más presente, Nigel Locker mantiene una buena forma. Tocaron muchos temas de “Sacrifice” el disco que están presentando, otro de la época más reciente y clásicos a cascoporro, lo que la gente quiere escuchar. A mi me faltaron 20,000 ft y Motorcycle Man, el resto lo que podéis imaginar de Saxon. Buen show, se lo saben de memoria, con luces, algo de pirotecnia. Tenían una tarima que subió a Glocker muy arriba en el solo de batería (la parte que como en todo concierto me aburre). Byff llevando el peso de la actuación, dialogando con el público, sus típicos comentarios, haciendo corear, wheel of steel… bla, bla, bla. El que va a ver a Saxon saber lo que hay, y lo que hay es bueno.
Hubiera preferido un sonido algo mejor, estaba un poco bajo, pero es un mal menor.

– EUROPE (FS): Una banda muy mítica, que ha metido en el hard rock y el heavy metal a mucha gente. A mi personalmente no me vuelven loco pero hay canciones que me gustan y el grato recuerdo que tengo de su show en Lorca Rock en su gira de vuelta a los escenarios, sumado a que era concierto especial 30 aniversario, hicieron que me lo tragara de pe a pa. Tocando temas de la nueva época que han enfocado con un sonido diferente a su época clásica, y tocando temas de su época clásica pero dándoles el sonido nuevo que practican. Algunos lo considerarán un acierto para mi un error. Temas que me costaba hasta reconocer, que penita, apetece escuchar cosas como scream of anger, in the future to come, sign of the times o wings of tomorrow, pero no con ese sonido, que en los bares no pasa uno del final countdown o el rock the night.

Rock now! Rock the night!!

Rock now! Rock the night!!

El espectáculo en sí, era bueno, enfocado a la grabación del DVD. Contaron con un par de invitados, Scott Gorham que iba a tocar con los Black Star Lizzy que diga Black Star Riders al día siguiente, se toco con Europe un Jailbreak. El otro invitado fue Michael Schenker que fue lo más soso y huraño que he visto. Salió casi sin saludar, se toco el Lights Out de UFO y se fue sin despedirse si quiera, no ya del público, es que ni de Europe, anda que para otra vez te van a invitar Michael! Ni para merendar te llamaba yo.

Así acabo el penúltimo día de conciertos, la cama vino bastante más tarde porque me pegue una buena charla con un jienense que me contó como se vivió el heavy metal en los 80 en Jaén, en general y él en particular. Fue un placer de estos que solo pasa en festivales.

Y durmiendo poco afrontamos el último día del SRF, sábado 8 de Junio:

– SATAN (SS): Mítica banda de la NWOBHM (cuyo integrantes han formado otras bandas con discos de gran nivel, Blind Fury, Blitzkrieg, Pariah, Skyclad), han vuelto este año con disco bajo el tridente tras 25 años (de ahí el nombre de life sentence, una condena perpetua en Inglaterra te hace cumplir este período de tiempo), y por lo que comentan (yo aun lo tengo pendiente de escuchar) es un disco muy bueno. Es la impresión que tuve al menos en directo, se basaron en este disco y su conocido Court in the Act que es donde canta Brian Ross, dejándose el Suspended Sentence para otro día. Había visto a la banda hace 10 u 11 años en WOA y me gustaron más esta vez que aquella. Y creo que es en parte a que las canciones nuevas son buenas y suenan genial, el sonido tan alto como siempre molestaba pero no consiguió hundir el concierto. A mi me gusto mucho y los pocos que estábamos viéndolos parecieron salir contentos.

– TANKARD (4S): Alcoholic thrash metal, con eso yo dejaría de escribir. Banda que siempre me ha encantado y me lo paso genial en sus conciertos. Pues esta vez no fue menos. Aunque con un set list basados en sus últimos discos (Aunque yo Die with a beer with your hand la meto en clásicos por eso queda la cosa 7 contra 5). Pero más allá, concierto divertido, con buen sonido, con tralla y un Gerre como siempre llevando la batuta. Con bromas con el público (subieron a una chica) y con la seguridad, en general fiesta (cervecera). Los temas clásicos Zombie Attack, The Morning After, Die with a beer in your hand, Chemical Invasion y (Empty) Tankard, la verdad es que vaya temas, pero se quedan tantos en el tintero. Hubieran merecido un ratito más para tocarse algunas canciones más.

– KREATOR (RS): Los teutones abrieron la tarde. Venían presentando disco y a él dedicaron un tercio de los temas de su setlist. El escenario imitaba la portada de este álbum “Phantom Antichrist”. Fue un concierto típico de Kreator, los he visto 10 veces y creo que me sé de memoria el 75% del concierto. Los comentarios que hace Mille antes de cada tema habitual en el repertorio, es que dice lo mismo. La banda ejecuta bien (normal si siempre tocan lo mismo) y si no estás acostumbrado a verlos te puede gustar mucho. Si hay que reconocer que cada vez meten más temas de su época nueva (desde que volvieron con “Violent Revolution”) pero las canciones clásicas es que no las tocan, siempre las mismas, una pena porque Kreator tienen temas muy buenos. Por lo tanto un bien para ellos, pero del 6,5 para mi no pasan ya, por repetitivos.

– HEATHEN (KS): Una de mis bandas predilectas de la Bay Area (junto a Forbidden). Muchas ganas de verlos, porque son un trallazo tras otro. La pena que fue en el escenario pequeño y no tuvimos mucha suerte con el sonido. La voz fue el problema, de primeras no se escuchaba, le hicimos señas a David White y el mismo pidió que le subieran la voz, pero nada. Aun así me lo pase como un enano. El susodicho White estaba animado y tirando del público, metió mucho a la gente en el concierto. Como digo una pena lo de la voz, porque a nivel instrumental es una gozada ver a Heathen, y mira que me cae gordo Lee Altus, pero la pareja que forma con Kragen Lum (vaya nombrecito me gasta) me parece brillante., y así lo demostraron en directo. Centrándose en su “The Evolution of Chaos” al cual dedican la mitad del repertorio en este concierto. Lo clásico, pues death by hanging, globlin’s blade, hypnotized (que temazo que es por Dio), mercy is no virtue y open the grave.

– ACCEPT (RS): Los alemanes vienen presentando en festivales su nuevo disco “Stalingrad” (que a mi no me ha gustado bastante menos que el “Blood of the Nations” de 2010, que para mi fue de lo mejor en cuanto a heavy metal en 2010). Ambientazo para verlos en el RS. Buen sonido (el segundo mejor de todo el festival en ese escenario, el primer puesto en ese escenario y en todo el festival se lo queda Avantasia), la banda con un show muy preparado, entretenido, con Mark Tornillo a las voces (para mi gusto ha bajado mucho el nivel de esta gira a la anterior) pero como foco de atención Wolf Hoffman, al menos para mi, tiene mucho carisma este señor.

Respecto a los temas, pues nada, mucho del “Stanlingrad”, cayo alguno del “Blood of the Nations” (aunque ya me gustaría a mí que tocaran más), el resto del setlist se compone de sus temas clásicos sacados del “Breaker” hasta el “Metal Heart”

– RUSH (FS): Uno de los motivos que me hicieron desplazarme hasta Suecia fue ver a los canadienses, banda mítica, que no pisa España ni hartos de vino con casera. Era su primera aparición en un festival y en teoría tocarían un show completo. La mayor decepción de este verano para mí. Por el sonido tan lastimero que tuvieron. Los primeros 7 temas (de un total de 20), sonaron mal, no era ya mal, es que era molesto. Y no es cosa mía. Gente marchándose ante el sonido y suecos con cara de pocos amigos haciéndole la peineta a la torre de sonido. Me contaron 3 españoles que de estar a 20 metros del escenario, llegaron a quinta fila porque la gente se estaba marchando, ellos mismos acabaron viniendo hacia atrás. Yo estaba a mitad de distancia en la parte derecha. Se centraron en el inicio en su época ochentera, the analoge kid fue el más celebrado creo yo (si es que había algo que celebrar). En where’s my thing? Neal Peart se casco su primer solo (como me hubiera gustado verlo sin un bombo que pareciera el martillo de Thor. Cerraron esta primera parte con Far Cry del Snake & Arrows.

Cuánto trasto tienes, Geddy...

Cuánto trasto tienes, Geddy…

En la segunda parte del set sacaron a músicos de cuerda y tocaron temas del nuevo, “Clockwork Angels”, desistí de mi posición y me fui a la torre de sonido, pero vamos pegado a ella y el sonido mejoró. Un sonido aceptable, pero nada de tirarse los pelos. Me pareció muy acertada la inclusión de la cuerda, los temas quedaban muy bien, los más destacados para mí caravan y the garden. En esta parte Neal Peart tuvo a bien darle a las batacas en solitario y quedo un solo más lucido, menos mal.

Tras esta parte, se fueron los músicos de cuerda y le toco el turno a los clasicazos, que por suerte sonaron muy bien. Pero de perfecto y cristalino, nada. Sector A, YYZ, the spirit of radio, Tom Sawyer y las partes 1,2 y 7 del 2112. Gustazo, que enjugo un poco el mal sabor de boca, pero no el cabreo.

Cerraron el concierto con un video de unos 10 minutos creo recordar que ponía fin a la historia que fueron contando a lo largo del concierto con videos, una historia divertida y donde los propios Rush hacían de personajes. Aun así me parece de delito la cantidad de tiempo robado en videos (si después no tocas todo lo que tienes que tocar). Además por referencias de Amsterdam, en ese concierto se tocaron 28 temas! (es decir que de full show en el festival nada de nada).

Tantas alabanzas que tenía de gente de una semana antes en Amsterdam, a mi me dieron ganas de matar a alguien, pero parece que soy el único, en general los comentarios que leo de la gente es que vaya concierto, que pasada… bla, bla bla.

Decepcionado con Rush, me deben una y gorda.

– AVANTASIA (RS): Cerrando el festival, la creación de Tobias Sammet, una banda la cual disfrute mucho de su primer disco, y al sacar el segundo ya no me dijeron gran cosa y he pasado bastante de seguirlos porque nadie de mi entorno me los recomendaba de nuevo. Los pillé ya empezados porque estuve cenando, fui a verlos porque mi compañero Christian quería y con la esperanza que tocaron algo del primer disco. También tenía la mosca detrás de la oreja tras leer en Facebook que habían sido lo mejor del Sonisphere España. Pues vaya si mereció la pena. Un sonido espectacular, el mejor del festival. Sonando todo potente y claro.

Me gusto mucho la dinámica de la actuación, iban apareciendo los cantantes que en esta gira acompañan a Sammet. Eric Martin (Mr.Big) que es la flamante nueva incorporación, Bob Catley (Magnum), Ronnie Atkins (Pretty Maids) y el favorito de la audiencia Michael Kiske (Supra…. ;P). Entraba uno, salía el otro, así la primera parte del concierto, después fueron apareciendo más de uno a la vez, alguna cantaba Sammet solo, o se acompañaba de Amanda Sommerville (vaya voz que tiene la moza) y secundados en los coros masculinos por el grandísimo Thomas Rettke (Heaven’s Gate), Tobias tuvo a bien decir que Thomas ha estado ahí desde el principio y que para el próximo disco tomará un papel más protagonista. Que no se despiste porque el señor Rettke se mea en Tobias de aquí a Lima, una voz que me encanta. Además al Tobias se le va la olla, tuvo un lapsus mental digno de descojone en mitad del concierto, el mismo dijo, “mierda se me ha olvidado” (o similar). Pensando en Rekkte ahí, estando junto a Sascha Paeth, que era el hilo conductor a la guitarra, no paraba de pensar porque estos dos no reúnen a Heaven’s Gate, sería una puta pasada.

Contento porque llegue justo para ver el reach out for the light y el avantasia, además también tocaron sign of the cross, así que tres temas que conocía. Además, salí con un buen sabor de boca, hacía tiempo que no me llevaba una sorpresa de estas, y eso es siempre de agradecer. Una buena forma de cerrar el festival, bueno eso y unas copichuelas en la casa donde nos quedábamos. Porque si algo que saco en positivo de SRF es la gente que conocí, las tertulias en la casa donde dormíamos y los buenos ratos compartidos. Estas cosas hacen de un festival una experiencia más allá de un simple concierto, y los convierten en una gran experiencia.


Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /home3/lestat25/public_html/diasderock.com/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273