Fair Warning: ¿Una carrera en declive?

Fair Warning: ¿Una carrera en declive?

Mi primer contacto con el grupo alemán Fair Warning coincide con el lanzamiento de lo que fue su tercer disco de estudio, titulado “Go!”, que salió al mercado en 1997. En la época, la avalancha de grupos de “power metal” iba a todo trapo, a la par que mi cansancio de grupos clónicos en ese estilo.

Así que un paso lógico era navegar hacia el hard rock, un terreno poco cultivado en la década de los 90, y que podía seguir nutriéndome de energía y caña, pero guardando diferencias con el heavy metal que había escuchado hasta entonces.

Discazo del cagarse!

Discazo del cagarse!

Arise, la cadena de tiendas especializadas en metal y rock, era también mi principal proveedor de música en un universo dónde internet aún funcionaba a 56k y no para todos, así que aún me iba a explorar y descubrir nuevas bandas comprando CDs casi a ciegas.

Pedí consejo para escuchar nuevas bandas al especímen que en aquella época regentaba la tienda, y me habló de éstos Fair Warning y de su nuevo disco. Decidí apostar, y me lo llevé a casa. Ni que decir tiene que no me arrepentí, el disco era un bombazo de energía positiva: “Angels of Heaven” abría de forma magistral lo que después sería toda una retahíla de temas que derrochaban optimismo y energía. “Follow My Heart” es un medio tiempo grandioso, y “Sailing Home” es toda una oda al regreso a casa del vencedor.

La voz de Tommy Heart era una delícia, las guitarras de Helge Engelke tenían un tono inconfundible, y el grupo sonaba de maravilla. El grupo había participado ya en los discos de Zeno, que son también maravillosos, y en los que incluso Tommy Heart cantó algunos temas. Así que no era de extrañar que fuesen tan buenos, con un pasado semejante.

Recuperé el primer disco de la banda a golpe de 56K desde algún servidor de mp3 (disco que después me regalaron mis amigos capitaneados por BladeIV… gracias Isi!!!), y seguí flipando. Un disco más crudo pero al mismo nivel que “Go!”, el disco homónimo con el que debutaron Fair Warning es un sin parar de temazos, desde el “Crazy” al trallazo de “On the Run” o a la extraordinaria balada con grito final “Long Gone”.

Tras esto, compré en Valencia en un viaje que hice su segundo disco, titulado “Rainmaker”, con mucha ilusión. Y aquí es dónde comencé a fruncir el ceño. No es en absoluto un mal disco, pero tiene bastantes altibajos, me resultó como una colección de caras B, temas que palidecen en comparación con los dos discos mencionados. “Heart of The Summer” o “Don’t Give Up” (muy resultona en concierto) eran posibles puntos álgidos de un disco que se diluía en temas bastante indiferentes.

El grupo teutón sacó el disco “Four” (original título para su cuarto trabajo de estudio). El disco contiene temas más álgidos, uno de los cuales me toca mucho la fibra por letras y por composición, llamado “Find My Way”. El disco contiene otros temas deliciosos, como “Break Free” o una magnífica apertura con “Heart on The Run”, pero vuelven a tener temas que resultan un tanto reiterativos.

Tras este disco se separan oficialmente, Tommy Heart forma “Soul Doctor” con los que saca varios álbumes (compré el primero original), y Helge Engelke decide formar “Dreamtide”, un grupo que recupera toda la esencia de Fair Warning y se marca dos álbumes a muy alto nivel. El tercero, Dream & Deliver, tiene buen corte pero no la
misma calidad compositiva, en mi opinión.

La esencia de Fair Warning (y Dreamtide) es básicamente temas muy melódicos, letras muy optimistas y positivas, y un sonido característico de guitarra. Así que durante un tiempo, Fair Warning vivieron a través de Dreamtide con otro vocalista muy digno, Olaf Senkbeil.

En el año 2005 el grupo volvió a reunirse, lo que nos lleva directamente al objeto del articulo de hoy. De algún modo, y en mi opinión personal, el grupo perdió el mojo y tras su reunión no volvieron a hacer ni un disco bueno.

El primero tras reunirse fue “Brother’s Keeper”, cuyo single “Generation Jedi” es un tema sin más, sin chispa. Después de unos años de retiro, podrían haber invertido un poco más. Recuerdo que las críticas no fueron tan negativas como la mía, pero yo añoraba temas como los del “Go!” o la época de Zeno, y sencillamente esa magia no se apreciaba en el álbum.

El siguiente disco, “Aura”, salió en el 2009 y el efecto fue el mismo. Temas con el sonido Fair Warning, pero sin temas especialemnte destacables. Si los escuchas sin conocer la historia previa del grupo puedes dar una valoración más positiva, pero para mi, estaban haciendo fotocopias de sus canciones y las vendían como un nuevo trabajo.

Recientemente han elaborado su último esfuerzo, titulado “Sundancer”. Cuando escuché el teaser (vídeo de corta duración que pincha “samples” de los temas del disco), se elvaron mis expectativas.

Pero cuando Spotify puso el disco a disposición de los oyentes, mis esperanzas se fueron evaporando, y sustituyendo con la misma impresión que tuve en los dos discos anteriores, un refrito de sus propios temas, más o menos bien producido y con buen nivel, pero sin originalidad ni honestidad en la composición.

El disco es mejor que los dos anteriores, creo que incluye la voluntad de añadir sonidos distintos, pero es un esfuerzo que se queda corto y no logra romper con la racha de canciones insulsas.

Fair Warning han puesto la banda sonora a parte de mi adolescencia, con lo que es triste contemplar cómo avanza la carrera de los alemanes, a pesar del buen nivel que aún tienen técnicamente.

¿Cuál es tu opinión? Déjalo en comentarios!! O también puedes visitarnos en >> nuestra página de Facebook <<


Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /home3/lestat25/public_html/diasderock.com/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273