Crónica: Sweden Rock 2014

Crónica: Sweden Rock 2014

INTRODUCCIÓN DANIEL: En esta edición del Sweden Rock Festival tuvimos a un corresponsal especial enviado con la misión de degustar los mejores grupos que acudían al evento anual sueco y volver con fuerzas suficientes como para contárnoslo todo. Y vaya si lo hizo, largo y tendido como podréis leer a continuación, nos relata los eventos acontecidos en la última edición del festival. Como lo hicieran Gonzalo Mora con su redacción y Susana Manzanares con sus fotografías en la pasada edición de 2013 de Sweden Rock Festival, José Miguel Aguilera y Elena Bandos hacen una labor extraordinaria que incluso les ha llevado a realizar dibujos de algunos de los músicos que trataron de hacerles llegar, y que podréis ver más abajo. Dejamos paso a la crónica de José Miguel. Especial agradecimiento a Raquel “NJ” por ponernos en contacto con José Miguel. SWEDEN ROCK 2014: BIENVENIDOS AL ROCK!! Cuando te sientas delante del ordenador para escribir una crónica sobre el mejor festival en el que has estado, es difícil transformar en palabras todas las sensaciones que has tenido para trasmitírselas a otros ya que es una experiencia que hay que vivir por uno mismo. Y eso es lo que pasa cuando vas al Sweden Rock Festival, lo único que puedes decirle al que te pregunta es: ¡tienes que ir! Este año para llegar a Norje(pueblecito al sur de Suecia donde se celebra este “festivalillo”) se ha hecho más pesado de lo normal debido a la huelga de trenes en Suecia. Pero al final uno siempre llega a su destino… Primero hemos de situarnos: el Sweden se reparte en cuatro jornadas ,...
El mejor prog español: Cheeto’s Magazine

El mejor prog español: Cheeto’s Magazine

(Nota: No os perdáis las curiosidades que hemos enumerado al final del artículo, y que os ayudarán a conocer un poco más quién se encuentra tras este grupazo de rock nacido en nuestras tierras) Pocas veces me sucede que algo me apasiona. No sé si es una suerte o una condena: por un lado soy capaz de evaluar con ojo crítico aquello que llega a mi paladar, y si es digno del mismo, disfrutarlo con deleite. Por otro, si tuviera un umbral crítico más bajo, quizá podría pasar mis días en orgasmo perenne, disfrutando de cualquier cosa que se me presentase. En cualquier caso, optaré por considerarlo una bendición que me permite ser objetivo en mis evaluaciones, y por tanto ser capaz de traeros lo mejor de lo mejor. En ocasiones sucede que algo me apasiona con locura, como es el caso de Michael Paynter, una de las voces australianas con más talento en los últimos años. Pero esto no es de extrañar. Lo que es más extraño es que el producto patrio, la producción musical nacional, sea de mi agrado. Y si no sólo es de mi agrado, sino que me paso un par de horas con el grupo y les tiro piropos como si fueran unas atractivas muchachuelas, entonces es que algo grande debe estar sucediendo. Esto es lo que pasó ayer con el grupo Cheeto’s Magazine, cuyo disco ha sobrepasado con mucho mis expectativas sobre lo que un grupo surgido en la península ibérica puede llegar a hacer. “Boiling Fowls” (puedes escucharlo gratis aqui) es el disco que han parido estos chicos de Barcelona, y la...
Disco-Crítica: Steven Wilson y su cuervo que no quiso cantar

Disco-Crítica: Steven Wilson y su cuervo que no quiso cantar

Quizá vives en bajo una piedra en algún desierto lejano, así que por si no lo sabes, te lo comento: Steven Wilson se ha puesto de moda. Si, amigos, a pesar de tener una pinta de nerd que tira de espaldas, el muchacho se ha alzado con una merecida popularidad, y ya forra carpetas de pre-adolescentes y se está configurando como el próximo teen idol. Bueno, quizá me he pasado ahí. Sé que esta crítica llega con mucho retraso, y debo entonar un “mea culpa” por ello, pues todo el alboroto con su disco “The Raven That Refused To Sing” generó en mi un efecto Harry Potter, es decir, tanto hablar del tema me quita las ganas de escucharlo. Craso error, lo sé. Pero equivocarse en cosas como esta es un auténtico gustazo. El disco es una delicia de principio a fin, y no es de extrañar. Wilson se casca 6 temazos que te agarran desde el primer segundo, con esos trallazos de bajo de “Luminol” que te quitan el hipo. Desde ahí, el disco no tiene desperdicio, atravesando pasajes melancólicos aderezados con las maravillosas seis cuerdas de un Guthrie Govan (The Aristocrats entre muchos otros) al que siempre he tenido en lo que creo un merecido pedestal. Se ha querido quedar corto en la batería y cuenta con un batería manco que ha encontrado y apadrinado él mismo: ni más ni menos que Marco Minnemann. Por si el disco lo requería, se ha rodeado de algunos de los músicos con más talento del panorama actual, no vaya a ser que se le escape calidad por las fisuras. El...
Transatlantic – Kaleidoscope (Crítica)

Transatlantic – Kaleidoscope (Crítica)

Un lanzamiento del supergrupo del prog Transatlantic es siempre motivo de excitación, alegría, jolgorio y una larga ristra de adjetivos en la misma línea propia de una sobredosis de café. Stolt, Morse, Trewavas y Portnoy han hecho las delicias de los progmaníacos durante más de una década, y con sus escasas 3 obras de estudio hasta la fecha, ha habido poca decepción entre sus adeptos. A pesar de nuestra estrecha relación de amistad con Mike Portnoy surgida de nuestra entrevista al polémico batería, lo cierto es que cada trabajo que realiza es digno de nuestra escucha y a menudo admiración. Kaleidoscope es su cuarto álbum de estudio, y el tema que nos anticipaba su aparición, “Shine”, provocaba miedo y temor por lo que podía ser su peor álbum hasta la fecha, con un tono muy Neal Morse, más acústico y en una línea un tanto más de música de iglesia que sus obras anteriores (con un gran solo de Stolt, eso si!). Este nuevo álbum se compone de cinco cortes de distintas duraciones, más en el estilo de los dos primeros discos, con dos canciones que rondan la media hora de duración, y tres temas de corta duración. Desgranaremos aquí estos temas brevemente. Into The Blue: El tema épico con el que suelen abrir sus obras, y que no decepciona. El sonido es impecable, 25 minutos de auténtico sonido Transatlantic, no se puede definir de otra forma. Sigue siendo esa mezcla de los músicos que componen la banda. Si algo me resulta distinto, es un sonido más setentero y un tanto más acúsico en algunas partes. Una de las...
TOP DE 2013 SEGÚN SAN EUTOCIO (La miel y la mielda)

TOP DE 2013 SEGÚN SAN EUTOCIO (La miel y la mielda)

Pues ya hemos cerrado un año más, 2013 nos ha dejado, y con él un montón de discos. Tal y como hicimos en el top de 2012 que puedes leer aqui , dejaré un resumen de los discos que me han encantado, los que he disfrutado mucho, los que me han parecido escuchables y algunas decepciones (los desechados a primera o segunda escucha pasando). Lista subjetiva a mis gustos obviamente, así que ya sabéis, podéis opinar, comentar, discrepar….. me va a dar igual 😛 Empezaremos por la miel y acabaremos en la mielda como dice el paréntesis del título.   THE TOP VERY BEST OF 2013   HAKEN – THE MOUNTAIN Los ingleses creo se llevan mi galardón a disco del año, al menos el que más he oído y disfrutado. Los ingleses han alcanzado con su tercer disco una gran madurez, ya con Visions los disfrute mucho (pendiente de escuchar Aquarius, su debut) pero con The Mountain ha sido un goce continuo. Rock progresivo de mucho quilates, evolución en su sonido, no solo original sino que mantienen una esencia old school de monóculo y te. Un disco variado y que no se hace para nada pesado. Con todas las canciones puede uno enfrentarse con un trabajo bien hecho y no considerarlo relleno. Aquí un tema de picoteo:     CARCASS – SURGICAL STEEL Esto es una vuelta al ruedo por todo lo alto. Carcass regresaron al panorama musical grabado en 2013 (desde 2007 dando bolos) y soltaron un bombazo de disco. A pesar de sus reticencias inicial es en la reunión, se pusieron manos a la obra y les...
Sweden Rock Festival 2013: Una crónica Gonzalina

Sweden Rock Festival 2013: Una crónica Gonzalina

Tras muchos años escuchando hablar sobre el Sweden Rock Festival (SRF), y habiendo vistos en ediciones anteriores carteles muy potentes, 2013 era el año. Por fin iba a pisar el festival de hard rock y heavy metal con la mejor organización de toda Europa según muchos (como dirían Calsberg, posiblemente el mejor festival del mundo). Así que no solo hablaré de las actuaciones que pude presenciar sino también dedicaré unas líneas al aspecto organizativo, por compararlo un poco con otros eventos a los que he acudido. De Praga (habíamos estado en la República Checa los 4 días anteriores para presenciar el Metalfest en Pilsen y ver un poco la casi inundada ciudad de las cien torres) a Copenhague y desde el mismo aeropuerto un tren que nos dejaba muy cerquita del festival, y en la estación un autobús que te llevaba a la puerta del festival. Muy bien, buena coordinación, lo que no veo normal es que con el dineral que vale la entrada aun tengan la jeta de cobrarte por el autobús, pero bueno, será que el precio de la entrada en Suecia no es tan caro como para un español (cosas del nivel de vida y ser europeos de segunda). Llegados al festival tuvimos la inmensa suerte de tener alojamiento en una casa privada a unos 100 metros. Suerte tanto por ubicación como por la gente que conocimos allí, gente majísima que hizo de SRF una experiencia estupenda, está claro que un aliciente de los festivales es conocer gente del rollo y compartir experiencias. El buen rollo de la cocina de SRF ha sido de lo mejor...